Escrito por algunos de nuestros voluntarios basado en sus experiencias con RHA.
  • Refugee Health Alliance

Tijuana Parte Final

Updated: Dec 4, 2019

“La Vida como Doctora de Visión Global con una Inclinación por la Salud Pública”


Tijuana Parte Final

Julio 24, 2019 / By: Ann Colbert


Trabajando en una Clínica Migratoria en el lado de la Frontera de México.



(La Frontera entre Estados Unidos y México se extiende 300 pies adentro del Océano Pacífico)


Yo siento una sensación de urgencia de escribir este comentario final en el diario o blog de Tijuana, antes de que palabras e imágenes se evaporen. Girando en el aire caliente de otro intelectual. Hay que de verdad hacer un esfuerzo muy grande para permanecer concentrado en otras cosas fuera de la acción. Como Audre Lorde claramente comentaba, “Es muy duro sentir rabia y furia y postración y dolor. Es mucho más fácil permanecer emocionalmente distante o permitirse una emoción rápida como hacerse la paja, que pasaría como un sentimiento”. Entonces, yo escribo de éstas últimas percepciones e inesperadas lecciones.


Hay tres grupos que se oponen a que les den asistencia humanitaria a refugiados y deportados en la frontera de México. 1) Los Nacionalistas de Estados Unidos, 2) Nacionalistas Mexicanos y 3) Crimen Organizado. Estas divisiones representan amenazas reales. Esta es la razón por la cual los refugios están bajo llave, escondidos y con guardias. El por qué fuimos aconsejados de no decir mucho acerca de nuestro trabajo. Inclusive a gente interesada que venían a preguntar qué era lo que estábamos hacienda nosotros. Por supuesto que algunos eran legítimos, como Amnistía internacional y Doctores sin Fronteras, pero otros tenían un propósito bien maléfico.


Surgieron sospechas cuando alguien preguntó qué estaba hacienda yo en Tijuana. Un día, en que yo caminé hacia una de cientas de farmacias, y el farmaceuta me preguntó que qué pensaba yo de inmigración. Antes de hablar, mi mente se enfocó en la advertencia en nuestra orientación, “a muchos Mexicanos no les gusta que los trabajadores ayudantes están ayudando migrantes”. Yo reflexioné y le devolví la pregunta de nuevo a él pero su respuesta fue evasiva. No fué una conversación real.


Estos grupos me dejan perpleja. Es obvio que Trump es el prototipo de los blancos nacionalistas Americanos. “Haga a América Grandiosa otra vez”. Prohibiendo la entrada de musulmanes y despreciando la gente de color. No hay razón para eso. Por lo menos una tercera parte de los doctores con que yo trabajé en la zona rural de Kentucky eran de otros países. Y algunos de los refugiados que conocí en México eran arquitectos, doctores, economistas, enfermeras y profesores.



La semana pasada, Nadia Murad, Ganadora del Premio Nobel de la Paz” y un grupo de refugiados religiosamente perseguidos fueron invitados a la Casa Blanca. Durante la foto de publicidad con el presidente, ella describió cómo su madre y hermanos fueron masacrados en Irak. Ella literalmente dijo esas palabras en el oído de Trump. No sólo no pudo él voltear su cuerpo para mirarla, sino que segundos después, el preguntó, “dónde están ellos ahora?” No escuchando. Los blancos nacionalistas piensan de verdad que ofreciendo asistencia a estas personas, pueden disminuir al país?



Cada día en Tijuana, he escuchado historias como la de Nadia. Y yo no hubiera podido voltear mi espalda. El padre de un hijo es asesinado. Una mujer embarazada próxima a dar a luz cuyo esposo fue quemado en Guatemala. Una madre dejando seis hijos en Camerún cuando ella escapó luchando por su vida. La esposa de un deportado la cual tuvo que decidir entre irse con su esposo o quedarse con con su recién nacido en Estados Unidos. Niños separados de sus familias durante el largo viaje a través de la selva. Un día hubo una llamada de auxilio pidiendo ayuda para seguir los pasos de un niño que nunca llegó al paradero del bus de su destino acostumbrado. Como un voluntario, Tresne, decía que Trump y otros estaban preocupados por los crímenes cometidos por inmigrantes pero con más frecuencia, ellos son las víctimas -ambos en su país de origen y donde ellos buscan una travesía segura.


Luego están los nacionalistas Mexicanos. Al Otro Lado, la organización legal trabajando de cerca con RHA La Alianza de Salud para Refugiados, reporta que hay muchos Mexicanos que se oponen a ofrecer asistencia a los migrantes. Ellos no quieren gente de América Central o de África en su país o esperando por asilo. Algunos de estos nacionalistas son de origen México-Americanos. Ellos mismos fueron inmigrantes una vez.



Nadie supo que mi padre era judío en el pequeño pueblo de Michigan donde él era el director de la cárcel y miembro del consejo de la parroquia. Ni siquiera sus propios hijos – nosotros supimos sólo cuando el nombre real de mi abuela fué revelado. La vida de un inmigrante o de un individuo no deseado puede ser un misterio. Una vida de incertidumbre es como la del que se convierte en sospechoso. Tanto ha cambiado desde que mi padre ocultó su identidad? Un presidente y sus fanáticos le gritan a oficiales elegidos “devuélvase a su país”. Ellos todavía tienen que enfrentar discriminación e inequidades. Posiblemente esa es una explicación del por qué algunos se oponen radicalmente al que acaba de llegar.


Y aún así una inmensa mayoría de voluntarios de RHA son de diverso origen étnico y cultural. Así sean influenciados por sus padres o la sociedad, ellos dirigen toda su energía en ayudar a los refugiados. Ellos son jóvenes, auténticos y aparentemente infatigables. Phil con su herencia Filipina, quien comenzó en RHA visitando los refugios y la clínica con nada más que una bolsa de materiales. Summer, una voluntaria de tiempo completo, con sus inspiradores padres pakistaníes. Hussein, otro dedicado voluntario cargando pesadas maletas tejidas hacia el refugio, semana tras semana. Alex, con su impronunciable apellido inglés, ayudando mientras espera poder formar parte de los “Cuerpos de Paz”. Melissa with su origen vietnamita. Celeste balanceando aplicaciones para escuelas de medicina y la tarea coordinadora, que ambos pueden ser mentalmente estresante. Yo conocí y trabajé con proveedores de salud que tienen decendencia española, mejicana, colombiana y china. Y éstos fueron sólo los que yo llegué a conocer.


Finalmente, el crimen organizado es un factor. A las familias de miembros de las bandas o pandillas les siguen los pasos a través de México y permanecen vulnerables si les descubren su localización. Los líderes de la guerra de criminales no quieren perderlos escapándose a través de la frontera. La policía tiene también mezcla de lealtad. Muchas de las heridas que yo traté en la clínica fueron causados por palizas ejecutadas por la policía. Han reportado que el hospital local devuelve gente a la calle que han sido heridos por la policía, por miedo de represalias. Nada bueno.


Otras cosas que yo aprendí estando en la costa oeste por unas pocas semanas. Los burros en que los turistas se sientan para una foto, en Tijuana, no tienen rayas negras por cruces híbridos. Es pintura. Y ellos no jalan las carrozas de colores porque pueden arruinar sus rayas. San Diego tiene el clima perfecto. Donde yo vivo en Estados Unidos están bien atrasados en el reconocimiento de preferencia del género sexual. La población de LGBTQ es sólo un grupo de refugiados a quienes no se les da mucha publicidad. Y tristemente, ni siquiera empatía. Eso tiene que cambiar. Yo puedo empezar usando “ellos, su or sus” como mis preferidos pronombres. En parte porque yo estoy empezando a ver género sexual como no binario (masculino, femenino y no binario) y en parte porque el grupo de gente de mi edad necesita una buena sacudida.


Mientras en Tijuana, el trabajo fué relativamente fácil – ver un paciente, ver el siguiente. Sentí como si estuviera haciendo algo. Ahora de vuelta en Estados Unidos, yo espero continuar un esfuerzo por el cambio en las políticas de inmigración y la salud del refugiado. No es imposible.

0 views
Refugee Health Alliance

Providing hope and medicine to refugees living near the US/MEXICO Border.

E: rha.refugeehealthalliance@gmail.com

P: (916) 878-6674

501(c)3 - EIN: 84-2743072

8861 Villa La Jolla Drive

#12062

La Jolla California 92037

RHA letters for tax purposes can be given. 

Get Monthly Updates
  • Facebook
  • Instagram

2019 ©️ Refugee Health Alliance | Built by IDENTITX.com