Historias de Agotamiento:

Reconociendo el Cuidado Hacia sí Mism@ es Necesario para Tod@s

“Me sentía febril y generalmente agotado. Esto ocurría encima de las náuseas y los mareos que había estado ignorando...Demasiado estrés aplicado a una parte del cuerpo físico eventualmente causará problemas, y si las señales de advertencia se ignoran, puede ocurrir un daño duradero...Antes de todo esto [trabajando en una situación de crisis], me consideraba física y mentalmente una persona saludable...Y sin embargo, esto me sucedió a mí- descartando todas las preconcebidas sobre la salud...

 

Incapaz de leer las señales, se estableció un círculo vicioso. Trabaje más y más, ambos alimentados por la ansiosa adrenalina, pero también para distraerme de ello. Hice menos ejercicio debido a la tensión y la fatiga. Han pasado más de dos años desde mi accidente y me considero muy afortunado de haber podido tomar un camino lento hacia la recuperación… Por favor, tómese un poco más de tiempo para escuchar lo que dice su cuerpo, teniendo en cuenta que podría pasar si ignoras la pequeña voz suave durante demasiado tiempo."

 - Robert Males, Médicos sin Fronteras voluntario (historia completa aqui)

“Sabía que debería estar haciendo más, pero no podía hacerlo física y mentalmente. Me importaba, sabía que lo hacía, es solo que no podía sentirlo ni mostrarlo. En ese sentido, me sentí insensible. También sentí ira. Mucho de eso. ... Para los síntomas físicos, dolor en el pecho, mareos y dolores de cabeza fueron algunos de los más comunes que tenía de vez en cuando en el trabajo, pero que había descartado en ese momento como estrés normal ... Lo más difícil para mí, aparte de la ira y la incapacidad de empatizar, fue el aislamiento, la pérdida de disfrute y la dificultad de concentración. Una 'persona de personas', altamente motivada y muy organizada son tres cualidades por los que soy conocido. Sin embargo, al regresar de la República Democrática del Congo, me encontré con ganas de evitar coneccion con gente nueva y también socializar con personas que conocía bien. También recordé lo difícil que me resultaba hacer cosas diarias del dia al dia ...


Como resultado, su vida personal en casa sufre y, como puede parecer, sus cualidades. He  deliberadamente reducido mi mundo. Yo, tal vez egoístamente, no quiero pensar en la gran escala de las cosas y todo lo que está sucediendo allí (especialmente en este momento). Solo quiero concentrarme en mi entorno inmediato ... El ejercicio, por cierto, es otro movimiento en la dirección correcta. También trató de establecerse algún tipo de rutina: desayuno, café, trabajo a tiempo parcial con poco estrés por la mañana, gimnasio y amigos por la tarde y por la noche ... No tengo que preocuparme por los problemas en todo el mundo si no quiero ... y no tengo que preocuparme si mis acciones tienen un inmediato impacto en la salvación de la vida de alguien.

... la pesada carga de trabajo y la alta responsabilidad combinada con la exposición constante a situaciones difíciles y la necesidad de hacer tanta diferencia como pueda, pero sin que eso siempre sea posible. Además de relaciones de trabajo difíciles que pueden surgir, unidas a la sensación constante de no estar a salvo o no saber si estás a salvo, de modo que incluso cuando estás en realidad lo estás, empiezas a dudarlo. Esto, combinado con varios factores estresantes en mi vida personal en los últimos 18 meses se añadió gradualmente a los bloques de presión que caen sobre mí poco a poco hasta que mi cerebro y mi cuerpo ya no pudieron manejarlo.


... nuestro enfoque está siempre en las personas con las que estamos trabajando: nuestros pacientes y sus comunidades. Siempre lo será. Por eso lo hacemos. Para seguir haciendo eso, también tenemos que cuidarnos a nosotros mismos, algo que muchos de nosotros descuidamos. Han pasado más de dos meses desde que regresé y al tener este descanso, poniendo en marcha un simple cambio de estilo de vida y con la ayuda de MSF, me siento más 'normal' de nuevo. ... agotamiento exige que escuches. Yo, ahora que soy consciente, estoy escuchando y seguiré escuchando duro, listo para detectar las señales en mí mismo y en los demás que pueda encontrarme en una situación similar en el futuro".


 - Emily Gilbert, voluntaria de Médicos sin Fronteras (historia completa aquí)

Brindando esperanza y medicamentos a los refugiados que viven cerca de la frontera entre EE. UU. Y MÉXICO.

E: rha.refugeehealthalliance@gmail.com

P: (916) 878-6674

501(c)3 Pendiente

Se pueden entregar cartas RHA para fines fiscales.

Obtener Actualizaciones Mensuales
  • Facebook
  • Instagram

2019 ©️ ALIANZA DE SALUD PARA REFUGIADOS | Construido por IDENTITX.com